Cómo hacer patatas de calabaza al horno

En los últimos años nos hemos dado cuenta como la comida rápida ocasiona muchos problemas en nuestra salud, por lo que buscamos opciones saludables que prepararnos para comer, al igual que a nuestras familias, pero en ocasiones dicha búsqueda puede desalentarnos un poco, y terminamos cayendo en la monotonía culinaria.

Preparación de unas buenas patatas al horno

Conseguir buenas recetas de cocina sin saber dónde buscar, puede ser algo muy complicado para muchos, y más si se trata de recetas saludables, además que en muchas páginas web conseguimos la mayoría de las veces las mismas informaciones, cuando en realidad queremos preparar algo que sea delicioso y creativo.

Si eres una de las personas que ha estado en esa situación, y quieres una receta muy buena y deliciosa, has llegado al sitio ideal, ya que en este artículo te estaremos diciendo cómo preparar unas ricas patatas de calabaza al horno, que nada tienen que envidiarle a las patatas fritas, así que desde el momento en que las prepares, verás cómo se convierten en tus favoritas.

La preparación de esta receta es algo muy sencillo, por lo que no tendrás que complicarte mucho en la cocina ni invertir mucho de tu tiempo. En unos cuantos minutos estarás disfrutando de tus patatas de calabaza al horno.

Ingredientes

La proporción de los ingredientes para esta receta, dependerá de la cantidad de patatas que quieras hacer, considerando si serán solo para ti, tu familia, o un grupo de amigos durante la celebración de una ocasión especial.

Para hacer estas patatas necesitarás lo siguiente:

  • Calabaza
  • Especias (las de tu preferencia, pero pueden ser pimienta, hierbas, curry, pimentón, etc.)
  • Sal
  • Aceite

Preparación

Una vez que hayas conseguido todos los ingredientes para tus patatas de calabaza al horno, podrás comenzar con su preparación, así que lo primero que debes hacer es tomar la calabaza y cortarla en finos trozos o bastones, como si se tratara de papas para freír. 

Recuerda que debes cortar la cantidad de patatas que consideres necesario, según la cantidad de personas a las que les vayas a dar de comer. Cuando ya tengas todas las patatas cortadas en el tamaño deseado, debes colocarla en un envase donde estas reposarán. 

Antes de que comience su tiempo de reposo, coloca un poco de sal sobre las patatas, que ayudará a que estas suelten un poco el agua que tienen en su interior, y les darán un poco de sabor.

Además, debes agregar un poco de aceite de oliva extra virgen a las patatas para que se engrasen, así como las especies de tu gusto para que se aromaticen con ellas, que también le darán un excelente sabor luego de que las hayan absorbido durante su reposo.

Cuando ya hayan transcurrido unos 30 minutos desde que colocaste las patatas de calabaza en reposo, toma una bandeja que pueda utilizarse en el horno y coloca en ella papel de horno, ya que este elemento te ayudará a que las patatas no se peguen.

Al tener lista la bandeja, toma cada uno de los trozos, ordénalos de la mejor forma posible, para que así quepan todas en una sola, y así podrás cocinar más al mismo tiempo.

Coloca el horno previamente a precalentar a unos 200 ºC y una vez que tengas lista la bandeja con todas las patatas, introdúcela en el horno durante un tiempo máximo de 15 minutos, o hasta que veas que se doraron muy bien, ya que la idea es que queden crujientes y deliciosas.

Cuando haya pasado el tiempo mencionado, retira la bandeja del horno cuidadosamente, coloca las patatas de calabaza en un envase y puedes acompañarlas con alguna salsa para disfrutar más, aunque te contamos que su sabor será tan delicioso que no hará falta agregarle ningún tipo de acompañante.

Si tienes un grupo grande de personas y quieres que prueben tus patatas de calabaza, tendrás que cocinar más de una bandeja, así que recuerda comprar la cantidad de ingredientes que sean necesarios para que quedes bien con tus amigos y familiares.

Variante de las patatas de calabaza al horno

Otra opción que tienes para preparar patatas de calabaza es hacerlas fritas, pero el inconveniente de esto es que al freírlas absorberán aceite, perdiendo así las propiedades saludables que posee, y no es algo que queremos que pase.

Si te ha gustado esta receta, no esperes mucho tiempo para prepararla, sal a comprar los ingredientes necesarios, y disfruta de estas ricas patatas que puedes utilizar como sustitutas de las palomitas mientras vez una película un fin semana.

Aparte serán un excelente acompañante para tus comidas, aunque por si solas podría ser el plato principal de tu dieta para conseguir mejorar tu salud, reducir de peso, o solo disfrutar de su excelente sabor y textura.

¿Te gustó esta receta? Esperamos que te animes pronto a hacerla, ya que es una de las más sencillas y fáciles que podrás conseguir.

0