Cuando llega la temporada navideña, una de las cosas que más hacemos es comer. Dedicamos mucho tiempo de esta época a la comida, a degustar distintos platos y postres casi a diario.

TOP Trucos para mejorar la digestión en Navidad

Aunque puede ser una situación muy deliciosa, el comer demasiado en ocasiones puede terminar perjudicándonos, lo que se manifiesta en nuestro organismo como indigestión, algo que nos termina causando mucho dolor y un muy malestar en el cuerpo.

Nadie, absolutamente nadie quiere sufrir de este problema y mucho menos en esta época, por lo que en este artículo te diremos 6 trucos para mejorar la digestión en navidad y para que así estés tranquilo y saludable en compañía de tus seres queridos.

La saciedad como herramienta de apoyo

Uno de los grandes errores que cometemos en navidad es comer con ansiedad, por lo que finalmente comemos desesperados cada uno de los platos que colocan en nuestra mesa, ocasionando que nos indigestemos y eso al final nos hará sentir muy mal.

Una forma de evitar este problema planteado anteriormente, es que llegues a la mesa tras haber comida a mitad de la tarde alguna fruta fresca, como una naranja, kiwi o mandarina, ideales para que tus niveles de ansiedad disminuyan y así podrás comer con tranquilidad, gracias a que la fibra de estas frutas tiene un efecto saciante.

Come con tranquilidad

Otro aspecto fundamental para que tengas una buena digestión en navidad es aprender a masticar los alimentos, ya que seguramente mastiquemos poco y comamos trozos grandes que terminen en nuestro organismo, por lo que la digestión tardará mucho más.

No se trata de que estés horas con tu plato de comida, pero si de evitar tragarte la comida casi entera. Date tu tiempo para masticar cada uno de los alimentos antes de tratarlos y verás cómo tu digestión mejorará.

Evita utilizar ropa ajustada

Sobre todo para la cena de navidad, momento en el cual puedes comer la mayor cantidad de alimentos, ya que al tener ropa ajusta estarás presionando la zona abdominal de tu cuerpo y eso hará que la digestión no se pueda efectuar correctamente.

Usa la ropa que desees, pero que sea holgada en la zona abdominal y verás como no tendrás ningún tipo de problema al consumir tus alimentos.

Dile adiós a los refrescos y al alcohol

Sabemos que será muy difícil y más en navidad, pero si eres de los que frecuentemente tiene problemas con la digestión, lo mejor será que no consumas refrescos ni alcohol, ya que estas bebidas retrasan el proceso de digestión de los alimentos.

Para la cena navideña al menos, toma un vaso de agua y espera un tiempo prudencial antes de tomar alcohol o algún refresco, para que tu cuerpo pueda hacer la digestión correctamente.

Opta por frutas saludables como postres

Los postres que están basados en azúcares, nata y licor, suelen ser muy deliciosos, pero además de aportar muchas calorías en tu cuerpo, no ayudan mucho al momento de hacer la digestión, por lo que puedes aplicar un truco muy sencillo: comer frutas saludables como postre.

Frutas como la piña, bayas o la papaya pueden ayudarte con la digestión, frutas que son propias de la temporada navideña, y que además pueden servirte como decoración para la mesa, gracias a que son muy coloridas.

No te vayas a dormir inmediatamente después de comer

Otro gran error que puedes cometer, es que después de la cena navideña, si no estás a gusto con la celebración te vayas a dormir, ya que de esa forma causas que la digestión de los alimentos se realice de una manera más lenta y al final te puede dar acidez, así que será un doble problema que seguro no necesitas.

Lo recomendable es que después de comer esperes al menos una hora y media antes de irte a dormir, así que si no estás a gusto, tendrás que esperar para irte a la cama si no deseas después sentirte mal.

Con los trucos que te hemos mencionado seguro vas a poder mejorar la digestión en navidad, así que a ponerle ganas y disfrutar con conciencia.

0